martes, septiembre 19, 2006

Septiembre : La soledad de la noche de fiesta.

1987.Olympus XA Zuiko 35mm 2,8.Kodak Ektachrome.


La frase del titulo viene de un poema de Pablo Neruda. Siempre me he sentido indentificado por ella.

En general las fiestas colectivas de caracter nacional o mundial me angustian.El dia de la independencia de Chile,Pascua y Año Nuevo me inquietan y aunque lo pase bien (aveces) siempre hay un dejo de angustia en el fondo de mi corazon en esos dias.

Porque sera ? No lo se. Los chilenos somos mas bien melancolicos y mirando la foto de arriba tomada un 18 de Septiembre hace algunos años en una fonda de campo, no puedo dejar de pensar que a ese grupo le pasa lo mismo que a mi.

El Conde de Keyserling en su libro "Meditaciones Sudamericanas" (una especie de diario filosofico,social e historico de sus viajes por nuestro continente durante la decada del veinte del siglo pasado) afirmaba que durante Septiembre en Chile,en las fiestas de conmemoracion de la independencia, se producia un fenomeno de emborrachamiento colectivo que terminaba con el 90% de la poblacion en el piso y que ademas bailaban una cosa llamada cueca que imitaba los movimientos del gallo y la gallina, que son las unicas aves que no vuelan.

Lapidario el gringo? De acuerdo,que se vaya a la cresta,pero algo de razon tenia.


1985.Olympus 35mm Zuiko 35mm 2,8.Kodachrome 64.

2003.Ricoh GR1 28mm.Kodak Portra 160 NC.


En Septiembre ademas, por muchos esfuerzos que hagamos por dejar atras a la dictadura militar (1973-1990) su recuerdo brutal irrumpe durante este mes recordandonos a un pais dividido en bandos irreconciliables y el dolor que todavia no sana en el cuerpo de la nacion chilena.



1983.Leica M3,Summicron 50mm.Kodak Ektachrome.

1983.Leica M2,Summicron 35 mm.Kodak Ektachrome.

1984.Nikon F2A.Nikkor 105mm. Ilford HP 5

Dicen que una foto vale mas que mil palabras.Si y no.

Una polemica se ha desarrollado en estos dias en USA por la columna de opinion de Frank Rich en el New York Times del 9/11 en que se conmemoraban los 5 años del ataque de AlQuaeda sobre las Twin Towers.

Frank Rich es un gran columnista cultural y politico,mas bien de izquierda y con un analisis puntudo,inteligente y muy critico del gobierno y sociedad yanqui ejemplifico el deseo de la sociedad americana de dejar atras ese trauma con esta foto del fotografo de Magnum Thomas Hoepker.

El columnista planteo en su articulo : los jovenes de la foto tomando sol, son insensibles? No respondio Rich, solo son americanos.

Inmediatamente saltaron a la palestra los retratados en la foto,señalando el espanto que sentian ese dia ,apesar de las apariencias.

Uno de ellos apunto: Una foto puede convertir a un funeral en una fiesta de cumpleaños. Tiene razon.

La polemica en Slate Magazine .

Thomas Hoepker,Magnum.

15 comentarios:

Paloma dijo...

Me encantaron tus fotos y las imágenes de otros que nos muestras aquí... Me gusta la foto que documenta, que atrapa un momento, lo cotidiano o lo inusual... Por ahora, a las mil historias que voy contando en mi blog, he sumado lo que registro con mi teléfono celular... No soy fotógrafa... sólo una chilena con genes rusos alma de turista japonesa y sueños de documental.
Creo que podrías tener un flickr... puedes ver el mío...
http://www.flickr.com/photos/palomabaytelman/
Saludos
www.paloma.cl

Anónimo dijo...

Racz,

te pasaste.Muy buen blog,muy tuyo,grandes las fotos,critico,culto,sincero,poetico y sin remilgos.

Un gusto y volvere.

Lucho Vargas

Paula dijo...

Hola Andrés! Como siempre es un placer visitarte.
La primera foto es preciosa, llena de resignación, de miradas implorando compañía y comprensión. Debo confesar que tus fotos y tu texto me llenaron de angustia, de preocupación... y es que comparto tantas de las cosas que ahí dices! Personalmente no me gustan mucho estas fechas. Es más, podría decir que por años he intentado "escapar" ... quizás para no sentir esa soledad de la que hablas, quizás para no recordar imágenes tan dolorosas como las de la dictadura o los aviones chocando contra las torres. Somos tan vulnerables Andrés! somos tan indefensos que necesitamos escondernos tras una fiesta, bailando cueca y tomando chicha auqnue sea la única vez que lo hagamos en el año...
Te dejo un gran abrazo y todas mis felicitaciones!

sinseso dijo...

hola

comprendo la sensación.

es que sumarse a las fiestas colectivas nacionales o internacionales, como bien dices, parece ser obligatorio. hay que tomar, hay que comer como obispo, hay que escuchar cuecas.

a mi me pasa igual, no me entusiasma la fecha. soy vegetariana y el panorama del asao, lógico, no me va.

y los loquitos gringos de abajo realmente parecen indiferentes en la foto.

saludos, gracias por los datos y las fotos de este post están buenas buenas.

saludos

paula dijo...

Hola (primero, soy otra Paula). A propósito de la melancolí que surge en septiembre, Víctor Hugo decía que la melancolía era el placer de estar triste y, de cierta forma, las fiestas tratan de eso. Porque, querámoslo o no, siempre está el recuerdo de algo que se pierde. Creo que en septiembre este sentimiento se agudiza, porque vivimos festejando los duelos. Primero, nuestro pasado al convertirnos en nación (y, olvidar, las muertes que esto provocó, además de anular nuestras diferencias ya que, somos, “todos chilenos”) y, segundo, el duelo inconcluso del 11 de septiembre. Alimentado por la monumentalidad, sólo nos recuerda la imposibilidad de representar la catástrofe.
Muy bueno tu blog.
Saludos,
p.

Patricia dijo...

Es verdad aquello, suele ocurrir que en ciertas fechas la melancolía nos sale al paso y se presenta con más fuerza.

Tú última fotografía me recuerda a algo que leí hace algún tiempo respecto a que sólo el 7% de lo que comunicamos es verbal, todo el resto lo hacemos a través de gestos y expresión corporal.

No deja indiferente la imagen. Ahora, me cuesta creer en tal indiferencia, es decir, uno pierde la capacidad de asombro, pero a tal extremo?... me resulta extraño.

Me encantaron las imágenes de tu blog, amo la fotografía, y las tuyas son tan simples y cotidianas que me cautivaron.

Saludos.

Patricio Barceló Rodas dijo...

Andrés, primero que todo felicitarte por tus fotos, y dada tu gran capacidad de retratar a personas y lugares, no tendrás entre tus fotografías, la de un mendigo de los años 80 que se cortaba el pelo como mohicano y se paseaba por la alameda con Sta. Rosa. Este personaje en aquellos años apareció en varios reportajes (creo que en la revista Apsi o Análisis). Tenia características similares al actual "divino anticristo" de Lastarria.
Ojala tengas algo por ahí

Saludos

laumunoch dijo...

bueno andrés, por lo que veo consigues hacer siempre unos post redondos...! gracias.

no puedo aportar mucho a tus reflexiones, yo la verdad es que hay emociones que no me paro a analizar, están ahí y ya...
Yo el 18 no lo siento especialmente, no solo porque no soy chilena (tampoco siemto las fiestas nacionales de acá, me dan un poco igual las "glorias nacionales", la verdad) sí me pasa que añoro más a mi gente de allá, pero nada más. Pero el 11 sí que me pasan cosas, amanezco siempre llorosa y confusa y no se me pasa en todo el día, y es que se juntan los aniversarios de cosas tan intensas y tan inmensas que solo toca que se le metan a una dentro y hagan ahí lo que tengan que hacer... trasparsarme, no queda otra.

gracias de nuevo por tus fotos, tus reflexiones y tu lucidez.

lau

laumunoch #2 (almu) dijo...

Un placer leerte Andrés, y ver esas fotos (sujetas a derechos reservados pero... ¿se pueden enmarcar y colgar en mi pared? jeje)esos un deleite, gracias mil por los datos técnicos, es lo que siempre echo de menos en la mayoría de libros de fotografía, es bueno pa aprender, que es lo siempre intento.

Que una imagen vale más que mil palabras, es una idea que responde a los intereses de loss tiempor que vivimos: la simplificación extrema, que invita a no explicar los hechos, y ya de paso a no planteárselos.

emotivo el post.
gracias, Almu.

Uma -La rubia del Muelle- dijo...

Hablan las fotografìas, desentierran sentimientos dentro, son un golpe certero en el centro.
Un abrazo, Andrès.

vivi dijo...

Muy lindas imagenes!!!
A mi tampoco me gustan mucho estas fiestas colectivas...uno siempre piensa en aquellos que no pueden celebrar igual que el resto...!!!

Me gustó tu reflexión.

No sabia sobre la polemisca que se creoa partir de la publicación de aquella fotografia, igual es fuerte que laguien diga que su reaccion es porque son americanos o mejor dicho NORTEamericanos(ya se apropiaron del gentilicio)es como cuando dicen que en Europa hay unos afiches o algo asi que dicen que si ven a un chileno robando lo dejen, total es su costumbre y pero si lo dice un compatriota
o no???

Tengo ganas de ller aquel libro que mencionas...algún día lo econtrare por ahí...!!

Saludos

Luis Herrera dijo...

Los de la foto en new york son normales. En un principio sólo parecía un accidente, terrible, pero accidente, un incendio. Lógico que hicieran lo que todos hacen: seguir la rutina normal mientras se espera que bomberos o los indicados hagan algo. Decir lo contrario sería sensiblería ¿o acaso si ven un incendio en un edificio a 5 kilómetros se paran a meditar a llorar o a correr para hacer algo?

Septiembre septiembre, amigo racz, bueno, ya leíste lo que pienso de septiembre en mi post: fumigación.

saludos

Lurdena dijo...

¿A qué se deberá el sentimiento de soledad en las noches de fiesta? Creo que nos ocurre a muchos. Y es un tanto desagradable, sobre todo cuando uno observa el ánimo de diversión y de felicidad en los demás.
Como siempre, tus fotos son un regalo visual.

Saludos

Claullitriche dijo...

Las fiestas son algo lindo pienso yo, con una importancia ancestral. Ahora lo de que los chilenos nos sentimos nostálgicos en ellas es cierto, y de hecho no somos un pueblo especialmente alegre ni fiestero como nuestros vecinos continentales. Yo también me pongo tristona, pero me parece normal: esos ritos repetidos cada año van dando una marca del paso del tiempo (recuerdas el film "Madadayo" de Kurosawa?). Y eso siempre es áspero de tragar...
Y en fin, el dolor que habita el mes de septiembre es parte ya de la vida de Chile...

Lindas fotos, comme d'habitude. Especialmente la 2 y la 3, realmente...

Saludos compatriota artista, al que no se puede no postear (que vicio!)

quantum dijo...

Andrés, amigo,
más allá de las fiestas que causan angustia, más allá de las posturas políticas irreconciliables, más allá de las tragedias, la vida siempre pugna por ser vivida, aunque a veces pensemos que por qué o para qué despues de un dolor insoportable.
Sufriremos y tomaremos el sol. Y seguiremos angustiándonos con algunas fiestas. Y con algunos recuerdos.
Y yo seguiré viniendo a verte.
Un gran abrazo.